Maria-Isabel-Palop-2-683x1024.jpg
  • Facebook
logo como foto para utilizar (1).jpeg

El flamenco forma parte de mi vida. Es lo primero que evoco de mi infancia. Recuerdo escuchar los fandangos de Paco Toronjo, El Cabrero o Rocío Jurado en las cintas del coche de mi padre mientras le acompañaba en sus viajes laborales. Era, después del colegio, cuando continuaba el aprendizaje. En esas tardes en las que, apenas con ocho años, aprendía a ‘pelearme’ con el cante intentando diferenciar estilos flamencos y artistas; fueron viajes de ida y vuelta a un mismo lugar: el flamenco. Miro atrás, y me conmueve pensar que en esos momentos ya inoculaba en mí este arte su misterio, su semilla germinadora de pasión, magia, y misterio. También recuerdo, con especial cariño, la noche en la que pedí, con apenas nueve años, un autógrafo a Calixto Sánchez. Días de Festivales donde caía rendida entre dos sillas, con una chaqueta de mi madre encima, escuchando cante. Noches infinitas que siempre sabían a poco.

Fui creciendo, y el flamenco nunca me soltó la mano. En 1982 mi padre y unos amigos fundaron la Peña Flamenca Cultural Ciudad de Llerena (Extremadura) y ese lugar de encuentro ortodoxo de buenos aficionados y artistas consagrados, se convirtió en mi lugar de recreo y en el testigo de mi madurez como mujer, como periodista, como amante del flamenco. Aún sigue siéndolo.

Ahora, con mi primer libro en el mercado Flamenco para Dummies (Editorial Grupo Planeta, 2020) y con más de quince años de periodismo especializado en esta materia abro, a través de este blog, mi propio universo flamenco.

Encontrarás reflexiones de mi ‘día a día’ en torno a este arte, entrevistas, artículos, colaboraciones con diferentes medios, y una tienda donde podrás comprar desde el libro para iniciarse en este género ‘Flamenco para Dummies’ hasta vajillas personalizadas bajo mi marca @palopflamenco  

Espero colaborar a hacer un poco más grande al mundo del flamenco, ayudar a su difusión y divulgación, y sobre todo, a dar a conocer y ayudar a reconocer la maestría de nuestros artistas. Ellos, en realidad, son los verdaderos protagonistas de todo esto.

Gracias por seguirme, gracias por tus comentarios y gracias por ayudarme a mejorar

  • Facebook